free
	hit counters
3D, Diseño

Cómo puede ayudar el HP Sprout Pro a la comunidad Maker

sprout-pro-makers

El movimiento maker, que se asocia generalmente a comunidades de usuarios avanzados de tecnología acostumbrados a fabricar sus propios dispositivos, es uno de los sectores que más partido puede sacar a avances tecnológicos como la plataforma Arduino, la impresión 3D o los drones. Pero no sólo de tecnología vive el mundo maker, ya que su filosofía se identifica más con el “hágalo usted mismo” que con la filosofía de estar siempre a la última en el mundo digital.

El nacimiento del concepto maker no es algo nuevo, ya que tiene su origen en la década de los 50 del siglo pasado, y es todo un movimiento cultural que se manifiesta en distintas actividades, que van desde la artesanía hasta la música. Posteriormente, evolucionó hasta incluir también la tecnología. Sus primeras comunidades nacieron en torno a publicaciones estadounidenses como Popular Mechanics, Popular Electronics o Popular Science. Todas ellas siguen publicándose en la actualidad, y cuentan con una legión de seguidores.

La denominación de movimiento maker es algo posterior, ya que no aparece hasta 2005, cuando un editor de tecnología de O’Reilly Media, Dale Dougherty, lanza la revista trimestral de proyectos DIY Make. Al año siguiente surgieron en Estados Unidos las primeras “Maker Faires”, ferias y reuniones de exhibición, donde los makers exponían sus creaciones e interactuaban con otros makers para compartir datos, aficiones e información.

Lo que muchos ven como un hobby, para muchos se ha convertido en una auténtica filosofía de vida, en la que participan tanto artesanos, inventores o aficionados como expertos en las últimas tecnologías, que han sido el ingrediente necesario para dar poder y alcance al movimiento maker. Gracias a ellas tienen mucho más sencillo no sólo dar vida a sus creaciones, sino también establecer conexiones con otros makers o comunidades, compartir conocimientos, etc. También pueden utilizarlas como medio de distribución de sus creaciones.

sprout-pro-makers-01

Por un lado, el software de diseño les permite crear, modelas y retocar sus diseños, de forma mucho más rápida y sencilla que hace unos años. También con más sencillez, puesto que aunque los programas de diseño no son algo nuevo, hasta no hace mucho tiempo había que ser un experto en dibujo técnico y diseño por ordenador para desarrollar objetos y piezas con ellos. Internet les ha permitido crear foros, listas de correo o webs donde compartir conocimientos y contactar. Kickstarter, Indiegogo y otras webs de crowdfunding les han permitido no sólo poder dar vida a proyectos de gran envergadura, sino también contar con los medios necesarios para distribuirlos, fabricar dispositivos en serie y ponerlos a la venta, lo mismo que diversas plataformas online de artesanía, como Etsy o Dawanda.

Pero su verdadera fuerza reside en las máquinas y equipos que tienen a su alcance para poder dar vida a sus creaciones, tanto las diseñadas por otros como las que han hecho ellos mismos, como las impresoras 3D, las cortadoras láser, los escáneres 3D y los ordenadores de gran potencia. Estos últimos no tienen por qué ser necesariamente equipos de gran tamaño y cuyo precio sólo los pone al alcance de unos pocos, sino que la mayoría de ordenadores personales de sobremesa ya son capaces de facilitarles mucho las tareas, sobre todo en cuanto a diseño e impresión. Pero los que quieren dar un paso más allá pueden utilizar equipos como el HP Sprout Pro, que integra elementos y tecnologías pensadas para facilitarles su trabajo, sobre todo a la hora de imprimir en 3D.

Así, las cámaras situadas en el módulo Illuminator, una de las cuales está dotada de la tecnología Intel RealSense, se encargan tanto de reconocer objetos en tres dimensiones para capturarlos y pasarlos sin perder detalle a formato digital y editable. Para ello necesitan programas específicos, como HP Scan, con funciones específicas para el Sprout Pro, pero de manejo realmente sencillo. En efecto, el grado de dificultad del aprendizaje del manejo de este y otros programas es sorprendentemente bajo, lo que reduce la barrera de entrada en el trabajo con el diseño en 3D. Por lo menos, en lo que se refiere a la captura de objetos.

sprout-pro-makers-02

Para pasar un objeto a formato digital en 3D sólo hay que abrir el programa y colocar en la alfombrilla Touch Mat (que puede funcionar, además de como base, como una segunda pantalla táctil) el objeto a capturar. En algunos casos puede que sea necesario utilizar una base de captura adicional, de base redonda e inclinada 45 grados. En cualquier caso, pasadas unas decenas de segundos y varias pasadas de las cámaras del módulo Illuminator, el objeto aparecerá en la pantalla táctil del equipo.

En este punto toca revisar si la captura se ha llevado a cabo correctamente, y en casi contrario, retocarla con un programa de edición. Quizá la fase más complicada del trabajo si no se cuenta con experiencia en el diseño por ordenador o con programas como Photoshop. Una vez retocado y, en caso de que sea necesario, añadidos al diseño los elementos necesarios, hay que pensar si se desea imprimir en 3D o no. En caso afirmativo, basta con preparar el diseño para su impresión, cargar la impresora 3D con el material que se desee utilizar para ello e iniciar el proceso. Sin más complicaciones.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Intel, el logotipo Intel, Intel Inside, Intel Core y Core Inside son marcas o marcas registradas de Intel Corporation o de sus filiales en Estados Unidos y en otros países
¡Suscríbete gratis a GoMake!

¡Suscríbete gratis a GoMake!

Recibe noticias y ofertas relacionadas con HP Sprout Pro en tu correo, totalmente gratis.

Registro completado con éxito